• octubre 25, 2011



    Cuando empezamos el libro nos ocurre como a Wanda, los recuerdos de Melanie nos golpean y nos enamoran irremediablemente de ese hombre que no solo es guapo sino que significa seguridad y tranquilidad.
    Sin embargo, las cosas cambian drásticamente en el hombre de la sonrisa permanente una vez que Melanie desaparece, para él la razón de su alegría se va y no puede más que agregar una razón más, aparte de la perdida de su padre, para odiar a los extraterrestres que le robaron a la mujer que ama.
    Pero entonces llega Wanda en el cuerpo de Melanie y todos en la aldea ven que es un extraterrestre y que hay que eliminarlo, pero Jared no solo ve eso, sino el cuerpo que ama, aquel por el que se le desgarra el corazón y simplemente no puede decidir que hacer con ella.

    Por otro lado está Ian, el hermoso chico de ojos azul de medianoche, que nos da una primera impresión de todo lo que las almas ven mal en un ser humano: violencia, agresividad, incomprensión y amargura.
    Sin embargo luego de dos o más intentos de matar a Wanda se da cuenta de que ella no lo lastimaría ni por defenderse, cosa de la que Jared es incapaz de darse cuenta porque el resentimiento y el dolor por Melanie no puede ver, cosa que es perfectamente entendible.

    Pero pasa algo en el transcurso de la historia que no esperábamos de ninguna manera.

    Una vez que Jared se va de expedición, Jeb empieza a buscar la manera de que integrar a Wanda a la comunidad y de esa forma todo vuelva a la normalidad. En este transcurso empiezan a sumarse aliados a Wanda (Doc, y Jamie entre otros) pero el que nos importa es Ian. El empieza contra todo pronóstico a seguirla, no porque tema que se escape sino porque empieza a ver en ella el alma que nadie logra ver.

    Con el paso de los días Jeb no solo deja a Wanda sin protección sino que hace que empiece a contar historias de los otros planetas, de forma que no solo se integre sino que logre amigos. Y nuevamente Ian desafía los pronósticos y la apoya en cada momento, siguiéndola a cada lugar que se dirija y cambiando de temas cuando se habla de algo delicado de forma que siempre la mantiene alejada de conflictos no solo por protegerla sino porque ve y entiende perfectamente su aversión hacia cualquier forma de violencia.

    Al llegar Jared de su expedición no logra entender como han aceptado a Wanda y se enerva cuando Jeb y Jamie le insinúan que Melanie no ha sido borrada y que sigue estando presente en su cuerpo, solo que Wanda tiene el control. Su resentimiento y su dolor nuevamente hacen acto de presencia y sigue sin darle una oportunidad a Wanda, esto no podemos de ninguna forma reprochárselo.
    Por el otro lado está Ian que no solo ha aceptado la amistad de Wanda no como una humana sino como un Alma, sino que también le abre su corazón y cae irremediablemente enamorado del extraterrestre que una vez odio.

    Finalmente Jared por diversas circunstancias logra creerle a Wanda y se da cuenta de que Mel sigue con ella y llegados a este punto podemos hacer una comparación mas objetiva porque tanto Ian como Jared se encuentran en la misma posición. Dos enamorados aparentemente de un mismo cuerpo.
     Via: lahuesped-sm.blogspot.com



    0 Rebeldes

    *Recuerda Dejar Tu HosterComentario*! de ante mano muchas gracias! *w*
    Trata de que tus comentarios hagan referencia a la noticia publicada.
    ¡comenta sin miedo! La página funciona gracias a tus aportaciones.
    ¡Vuelve pronto!

  • ¡Importante!

    The Host así como el resto de títulos y personajes asociados a la serie escrita por Stephenie Meyer,
    son propiedad de Stephenie Meyer y asociados.
    Esta web es un trabajo hecho por fans creada con el único propósito de entretener y de dar información a los Fans Las imágenes e información de la película pertenecen a Open Road Films
    © 2011-2013
    amothehostcontodomicorazon.blogpot.com

    Copyright © - Nisekoi - All Right Reserved

    Amo The Host Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan