• diciembre 29, 2011




     Película que, tras un estupendo planteamiento y una primera media hora primorosa, se traiciona a sí misma de forma lamentable.


    Póster de In Time, de Andrew NiccolTítulo: In Time.
    Título original: In Time.
    Género: Drama, Acción.
    Nacionalidad: EE.UU.
    Duración: 109 minutos.
    Calificación: +16.
    Estreno: 02 de diciembre de 2011.
    Director: Andrew Niccol.
    Guión: Andrew Niccol.
    Banda Sonora: Craig Armstrong.
    Nota: 4/10.
    Reparto: Justin Timberlake, Amanda Seyfried, Vincent Kartheiser, Cillian Murphy, Johnny Galecki, Olivia Wilde, Alex Pettyfer, Matt Bomer, Rachel Roberts, Elena Satine, Yaya DaCosta,...

    En el futuro cercano, el gen del envejecimiento ha sido anulado en todos y cada uno de los individuos de la sociedad. Tras cumplir 25 años, todos mantienen el mismo aspecto joven y saludable, no importa la edad a la que lleguen. Sin embargo, de alguna forma hay que controlar la superpoblación, y el tiempo es utilizado como moneda. Todos llevan relojes biológicos a la vista, que muestran el estado de su cuenta bancaria. Si alguien se queda sin tiempo, muere.



    Tras cumplir los primeros 25 años de vida, el individuo ha de ganarse su sustento para no morir. Mientras unos pocos acumulan miles de años en su cuenta bancaria, la gran mayoría de ciudadanos vive al día, mientras los artículos de primera necesidad suben de precio cada poco tiempo para controlar la población mundial. Los pobres han de negociar para seguir vivos, y conseguir tiempo como sea. Mientras, los Guardianes del Tiempo vigilan para que el tiempo no cambie de manos de forma ilegal. Aunque, de hecho, poco de legal hay en las zonas pobres, abandonadas por el mundo.

    In Time, de Andrew Niccol

    Existen unas casas de beneficencia, que donan a los pobres las limosnas de los ricos, y también los bancos, auténticos prestamistas de tiempo, que cobran intereses exorbitantes por prestar migajas de tiempo. Por supuesto, uno puede vender lo que sea a las casas de empeño, solución para desesperados a quienes apenas quedan segundos, ya que el timo es algo habitual. Por si fuera poco, la mafia también campa a sus anchas, robando a cualquier ciudadano que se ponga a tiro.

    Will Salas (Justin Timberlake) cumplió los 25 años hace tres, y como el resto de sus vecinos, vive con la sombra de la muerte cerniéndose sobre él a cada hora. Tras ser acusado de forma falsa de un crimen, huye al núcleo rico de la ciudad en busca de quienes manejan los hilos de esta perversa sociedad.

    In Time, de Andrew Niccol

    Cuarto largometraje de Andrew Niccol tras “Gattaca” (1997), “Simone” (2002) y “El señor de la guerra” (2005), su nueva producción, titulada “In Time”, comienza francamente bien, con un guión meditado, interesante en su planteamiento, con una puesta en escena acertada y alejada de clichés, pero que a medida que avanza el metraje se traiciona a sí misma hasta convertirse en la típica película de huida, acción y descalabro argumental.

    Y es una pena, el terreno de las distopías puede dar para mucho en una pantalla de cine, máxime con una premisa como la que desgrana “In Time”, con evidente paralelismo con nuestra propia realidad. Sin embargo, Niccol parece que intenta conciliar una trama transcendente con los ingredientes típicos de la acción hollywoodiense que tan bien resulta en taquilla. Y la mezcla resulta bastante plana.

    In Time, de Andrew Niccol

    No sólo se queda a medio camino de ambos aspectos, sino que las interpretaciones de la pareja protagonista, Amanda Seyfried (Sylvia Weis) y Justin Timberlake (Will Salas) son también el epítome de la inexpresividad. La realidad se les hecha encima de modo mortal, pero ellos no parecen inmutarse, más allá de los diálogos, sus expresiones desmienten la tragedia, son de videoclip. Sólo Cillian Murphy (Raymond Leon) y en mucha menor medida Alex Pettyfer(Fortis) logran sobresalir un poco en el reparto, pero de ningún modo pueden sostener la credibilidad del argumento.

    Repito, es una pena, ya que la primera media hora convence al espectador, pero a partir de ahí no hay forma de creerse lo que nos cuentan, el argumento está repleto de tópicos y lugares comunes ya transitados cientos de veces en el cine, mal resueltos además. Mencionaría varios de los despropósitos, pero no deseo ametrallaros con spoilers.

    In Time, de Andrew Niccol

    La fotografía es bastante acertada -aunque minimalista casi todo el tiempo, lo cual es lógico en lugares pobres, sin tiempo-, y los contrastes entre la zona rica y la pobre acusados, como corresponde a la realidad que intenta reflejar el guión. La banda sonora de Craig Armstrongdestaca sobre el conjunto general, lo cual, me temo, no es mucho decir. Es una pena que tenga que hacer una crítica así de una película de Niccol, pero es lo que hay...

    Es de agradecer, no obstante, y es justo decirlo, que en ningún momento se pasan de vueltas en la fotografía. Hartos de ver distopías llenas de vehículos imposibles y mundos de la Casa de la gominola, en la Calle de la piruleta, es de agradecer algo más o menos realista. La película en general se deja ver si no tenemos otra a mano, pero la verdad, deja mucho que desear en varios aspectos.

    { 1 Rebeldes...lee los comentarios o añade uno }

    1. Creo que lo que le fallo a esta pelicula fueron los actores. Pero si me gusto.

      ResponderEliminar

    *Recuerda Dejar Tu HosterComentario*! de ante mano muchas gracias! *w*
    Trata de que tus comentarios hagan referencia a la noticia publicada.
    ¡comenta sin miedo! La página funciona gracias a tus aportaciones.
    ¡Vuelve pronto!

  • ¡Importante!

    The Host así como el resto de títulos y personajes asociados a la serie escrita por Stephenie Meyer,
    son propiedad de Stephenie Meyer y asociados.
    Esta web es un trabajo hecho por fans creada con el único propósito de entretener y de dar información a los Fans Las imágenes e información de la película pertenecen a Open Road Films
    © 2011-2013
    amothehostcontodomicorazon.blogpot.com

    Copyright © - Nisekoi - All Right Reserved

    Amo The Host Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan